CASOS POR PAÍS


Más de la investigación:
Quedarse en casa aumentó el riesgo de violencia
La víctima y el agresor
Enfoque de género en las políticas públicas





De los 82 feminicidios ocurridos hasta finales de junio, más del 70% se dieron dentro del hogar.








Desde el decreto de las cuarentenas, primero parcial y luego rígida, se registraron 2869 casos de violencia intrafamiliar o doméstica, 169 abusos sexuales; 94 violaciones, 72 casos de estupro, 21 tentativas de feminicidio, 15 feminicidios y tres abortos forzados, según datos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), hasta el 31 de mayo.

Brasil

La violencia física fue la más frecuente durante la cuarentena. Expertas y organizaciones consultadas para esta investigación observaron una mayor letalidad en los ataques con “armas blancas”








La batalla de Santiago, así denominó el gobierno chileno la lucha contra el coronavirus, pero la guerra sin cuartel se libra en los hogares, donde las mujeres viven confinadas con sus agresores y pocas o nulas vías de escape, en medio de la pandemia. En 256 % aumentaron los llamados al fono de emergencia del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género en mayo de 2020, respecto al mismo mes del año anterior.



Colombia


Más de 100 mujeres fueron asesinadas durante el periodo de aislamiento obligatorio, tiempo en el que aumentaron los pedidos de auxilio a través de los servicios de ayuda para atender a las víctimas






En Costa Rica se contabilizan seis feminicidios confirmados hasta el 17 de junio de 2020, según cifras de la Subcomisión Interinstitucional de Prevención del Feminicidio, de un total de 32 muertes de mujeres ocurridas en esa fecha.




Cuba

Hasta junio de 2020, al menos siete mujeres fueron asesinadas en Cuba, cinco de ellas desde el inicio del aislamiento físico por el nuevo coronavirus COVID-19, según información de IPS Cuba







Ecuador
La disminución en las cifras oficiales sobre violencia de género en contra de mujeres en Ecuador, han sido muestra del grado de indefensión en el que se encuentran las mujeres durante el aislamiento, como lo reconocen las mismas autoridades. Aun así, 18 mujeres fueron víctimas de feminicidio en los primero 76 días de confinamiento





Cuando el COVID-19 llegó al país centroamericano existían “deficiencias estructurales”, de acuerdo con expertos y organizaciones defensoras de los derechos de la mujer. A tal punto es la situación, que el femicidio representó más riesgo para la vida de las mujeres que la misma pandemia por coronavirus.








En los tres últimos meses, en España han muerto por violencia de género cinco mujeres y dos menores









En Guatemala, el Ministerio Público recibe cerca de 150 denuncias al día por delitos de violencia contra las mujeres; juzgados atienden por turnos o en horarios reducidos, mientras albergues para la atención de víctimas prestan servicios en su mínima capacidad.




En medio de una controversia por la promulgación de un nuevo Código Penal para Honduras que reduce penas para delitos contra mujeres, el Servicio Nacional de Emergencias registró, cada cuatro minutos, una denuncia de violencia durante la pandemia de COVID-19.



México
En los tres primeros meses del confinamiento, la mayor parte de los refugios tuvieron un incremento de 50 por ciento en las solicitudes de atención. Y solo en este tiempo la violencia se cobró la vida de 1,641 mujeres en México.





Nicaragua es el único país de América Latina que se negó a decretar cuarentena frente a la pandemia del COVID-19, y en cambio se propiciaron aglomeraciones masivas en medio de una crisis sociopolítica que, aunado a la emergencia sanitaria, provocó un incremento de la violencia contra las mujeres. Mayo, según las organizaciones defensoras, registró un repunte de femicidios incluso mayor a los registrados en 2019, durante el mismo periodo. Hasta el 30 de junio de 2020, 35 mujeres han sido víctimas de violencia machista en la nación. 


Las llamadas para denunciar casos de violencia contra la mujer se incrementaron en 811 %. Los datos contrastan con las cifras oficiales del Ministerio Público. Las medidas que se tomaron dieron paso a un terreno fértil para la violencia. “En las estrategias que se marcaron desde el principio, en ningún momento se hablaba de la violencia contra la mujer, ni de la violencia doméstica ni de la violencia sexual”.



Paraguay

De marzo a junio, las denuncias por agresión a las mujeres aumentaron en Paraguay. Los casos de feminicidios se equiparan a la cifra que hubo en 2019.






Perú

Aunque Perú registró una disminución de los feminicidios, la violencia se ensañó contra niñas, niños y adolescentes, quienes fueron víctimas de abuso sexual en el tiempo de confinamiento







Puerto Rico

Denuncias de mujeres fueron desatendidas por funcionarios policiales, según denuncias de ONG. La isla registra un aumento de 83 % en los feminicidios y más 1300 casos de violencia contra la niñez





República Dominicana
Al menos 16 feminicidios se han cometido desde el mes de marzo, fecha en la que el mundo comenzó a confinarse ante la expansión de la COVID-19, revelan datos de la Procuraduría General de la República







Uruguay
Organizaciones defensoras de las mujeres observaron un aumento en los niveles de letalidad y crueldad en contra de niñas y adolescentes, víctimas de abusos sexuales. Mientras que en mujeres adultas la violencia psicológica fue la más preponderante



Venezuela
Con 131 homicidios de mujeres hasta el 19 de junio las venezolanas se enfrentan al desamparo de un Estado que no solo las pone en riesgo, sino que favorece la violencia en su contra

Comentarios