Cuba: ¿Qué hacer en caso de sufrir violencia?



Más de Cuba:
Texto: Alma Vidaurre/María José Martínez
Ilustración: Frank Bready Trejo | Antonio Ramírez
Infografía: Yordán Somarriba | Denisse Martínez

Durante la etapa de confinamiento, las organizaciones de la sociedad civil en Cuba abrieron líneas de consejería telefónica, acompañamiento y orientación psicológica para visibilizar el problema y atender a las víctimas que enfrentan situaciones de violencia, y cómo alertar a las personas de su entorno si conocen de un episodio de ese tipo.

En el Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), una institución de inspiración cristiana de la sociedad civil socialista cubana, afirman que es primordial dar seguimiento a cualquier manifestación de violencia a la que están expuestas las mujeres tanto fuera como dentro del hogar.

Al respecto, su sitio web recuerda cuáles son los tipos de violencia que las mujeres deben aprender a identificar. Entre ellas:

-    Violencia psicológica. Cualquier insulto, menosprecio, intimidación o amenazas, abuso de poder que reciba es un indicio de este tipo de violencia. El control del celular, impedimento de comunicarse con sus amigas o familiares, también son situaciones que deben alertarlas.

-  Violencia verbal. Según el OAR se caracterizada por “acusaciones, insultos, amenazas, juicios de valor, humillaciones, críticas degradantes hacia el cuerpo o por actividades realizadas, órdenes agresivas o gritos constantes”. Es otro patrón de violencia del que deben estar alertas, indican.

-      Violencia física. En esta etapa de violencia, las mujeres, niñas o adolescentes suelen sufrir agresiones en su cuerpo. Hay “empujones, jalones de cabellos, golpes, mordidas, heridas o quemaduras” y, según la gravedad, pueden llegar a provocar la muerte.

-      Violencia económica. Usualmente, el agresor afecta la supervivencia de la mujer limitando o escondiendo el dinero, negando su aporte para cubrir los gastos alimenticios, de salud o educación en el hogar.

-         Violencia sexual. Las mujeres son obligadas a tener relaciones sexuales o tocar su cuerpo sin su consentimiento. Ocurren “abusos, acosos o tocamientos a jóvenes, adolescentes, niños o niñas” y se dan bajo amenazas.

¿Qué hacer?

El Centro Oscar Arnulfo Romero dispone de una dirección de correo electrónico, consejeriaoar@oar.co.cu, para recibir denuncias ante cualquier emergencia.

La primera plataforma de apoyo a las mujeres en situación de violencia machista en Cuba, #YositecreoCuba, puso en marcha una línea telefónica (+53 55818918) que brinda ayuda psicológica, asesoramiento legal y acompañamiento a las mujeres en situación de maltrato.

En #YositecreoCuba, que agrupa a activistas y especialistas contra la violencia de género, recomiendan no restar importancia a cualquiera de esas manifestaciones de violencia. Si es imposible llamar porque el agresor está presente, las especialistas de esta plataforma sugieren escribir al correo yositecreocuba@gmail.com.

Igualmente, está disponible la línea 106 de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). En ese contexto, la mujer que sufre violencia debe tener preparado un bolso con objetos personales –documentos, ropa, medicamento y el carné de identidad, así como de sus hijos e hijas– en caso de alguna emergencia.

Además, siempre hay que buscar a una persona de “confianza” que pueda denunciar si a la víctima se le impide hacerlo directamente. Las especialistas también recomiendan crear un grupo de WhatsApp y establecer una seña –que puede ser un ícono específico o una palabra en clave– para avisar en caso de estar en “riesgo”.

Las mujeres que, por sus condiciones económicas, carecen del servicio de internet en el celular, pueden enviar un mensaje de texto también con una palabra clave, o realizar una llamada desde un convencional, y cuando se mencione la palabra la otra persona sabrá que debe establecer contacto con redes de apoyo.

Si acuerdan la palabra “arroz”, por ejemplo, en una situación de emergencia pueden llamar y usarla en conversación diciendo: “¿Tendrás un poco de arroz que me regales?”.

También existen otras instituciones y líneas telefónicas donde pueden recibir apoyo como el Centro Nacional de Educación Sexual, el cual dispone del Servicio de orientación jurídica a través del correo electrónico sojcenesex@gmail.com, donde expertos brindan ayuda.

Otras de las líneas para denuncias en general es el número 802-12345 de la Fiscalía General de la República, que tiene el email atencionciudadano@fgr.gob.cu.

La Dirección Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) también dispone de los números 7838-3540 / 7838-3541 / 7838-3542 para prestar acompañamiento. La FMC pone a disposición de las mujeres el correo electrónico  fmc@enet.cu y el número WhatsApp +53 59988768.

Por su parte, en la Habana, el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo (CCRD) activó un servicio telefónico (455-21510) para continuar acompañando a las mujeres que lo requieran y necesiten ser auxiliadas.

En caso de mujeres en situación de vulnerabilidad el centro dispone de la línea +53 59640849. Asimismo, el número +53 51149608 que ofrece atención a niñas, niños y adolescentes, y en caso de familias y parejas en situación de vulnerabilidad psicoemocional, también ofrecen asesoría en la línea +53 59640854. 

Comentarios